Croque Madame

Croque Madame es un sueño. Tiene mesas al aire libre bajo los árboles, y algunas sobre el camino de adoquines que intuimos centenarios. Parece un recorte de París, a pasos de todo el que quiera viajar un poco por el costo de un boleto de bondi o pago de estacionamiento.








Es el lugar ideal para un desayuno bajo las copas de los árboles cualquier día del año que sea soleado, pero también para reunirse ahí con cualquier excusa, a cualquier hora. La última vez que fui me reuní con la China, materialización humana de Hortensia López Aromas y una gran creadora de climas. Qué lindas charlas hemos tenido China…

El verano impuso el pedido: una limonada bien fresca por favor. Con dos sobrecitos de azúcar estuvo impecable.



Esta vuelta no pedí nada para comer pero siempre que fui salí satisfecha, con ganas de volver a vivir un clima parisino por una no tan módica suma, pero que lo vale al fin.  





Croque Madame
D: Av. del Libertador 1902, Recoleta.
T: 4806-8639
H: Lunes a domingo de 10 a 24hs.

China Martino

Hortensia López Aromas


Comentarios de este post: tengo que cerrarlos porque hay un spam dando vueltas que deja comentarios a lo loco de cosas incoherentes, molestando al post y a la gente que ya comentó. Si querés dejar un comentario, podés escribirlo a almasingersings@yahoo.com :) ¡Gracias y buen día!

4 comentarios:

GiseFour dijo...

Uh buenísimo!!!! Hiciste el combo perfecto: arte + delicias para degustar + momento compartido (con la China seguro que estuvo genial!) Buen comienzo de semanota!

Vix dijo...

la vez que yo fui era otoño y lloviiiiiiiiiia, asi que del jardin ni hablar. Me sente adentro y es un sueño, tal cual. Todo re bonito. En esa zona de BA te sentis como en Europa!

REALIDAD FICCIONADA dijo...

Hermoso encuentro, hermoso post!!!
te quierooooooooooooooooooo

vero mariani dijo...

Sí Gise, fue un gran combo de placeres ;) jajaja!

Vix adentro es divino también, es como estar de viaje....

Chinita you rock!!!

Muaaaaaaa chicas!

Alma Singer Take Me Out. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.