Baraka


Hace un par de semanas llegué milagrosamente con tiempo a una reunión (siempre llego puntual, pero con tiempo: milagro). Así que caminé tranquila un par de cuadras hasta recordar a Baraka, un cafecito situado en la esquina de Gurruchaga y el pasaje Coronel Cabrer. Acá el Coronel baja las armas, las entierra y nunca más piensa en guerras…




Fui a Baraka porque me lo recomendó Mefis Marian. Fui a Baraka porque una vez, después de haber estado juntas en un evento, me la volví a encontrar ahí y le di un beso de pasada. Fui a Baraka porque ahora mi amiga está muy lejos y la extraño mucho. Fui a Baraka a ver si volvía a encontrármela, o al menos a sentir esa misma paz, libertad y felicidad que ella está sintiendo ahora, allá por donde anda. Lo mejor es fui a Baraka y me encontré con todo esto.



El ambiente es luminoso en el sentido literal y filosófico de la palabra. Tiene grandes ventanales que dan al pasaje con graffitis, decoración puntual que acompaña pero no avasalla, y en todos lados se oye la misma música que escucho en mis clases de yoga (ayer aprendí que se le dice “mantras”, ¿puede ser?). Y como en yoga me la paso tan bien, acá no fue excepción.



(Y además tienen buen gusto)


Y me pedí un té, un Sweet Tiber, para acompañar a mi amiga. No recuerdo qué lleva, pero seguro tenía ingredientes dulzones, mis favoritos. Me lo trajeron con una presentación de lujo para nada ostentoso…





Sweet Tiber, una galleta y 15 minutos para mí. Para bajar los cambios, pensar en las musarañas, mirar el entorno, viajeros y locales sumidos en una misma tarde serena.  Creo que mi amiga, allá donde esté, va a estar contenta de saber que finalmente la escuché.  



Baraka
D: Gurruchaga 1450, Palermo.
T: 4834-6427
H: Martes a sábados de 9 a 21hs. Domingos y feriados de 10.30 a 21hs.  

Momentos de Té
@marianajaros 



9 comentarios:

GiseFour dijo...

Seguro que son amigas de verdad con tanta conexión!!! y se ve que la extrañás mucho!!! Mantra son las palabras o frases que se repiten para meditar, etc (India-yoga: siguen las conxiones) besotes vero!

Andy dijo...

Te felicito por volver. Todavía no puedo ir al bar en donde todo me recuerda a el.

Malena dijo...

Que lindo tener 15 minutos para parar la locura cotidiana y realmente poder hacerlo! Voy a seguir tu ejemplo...
Agendo Baraka como un lugar mas en mi lista de lugares pendientes de conocer. Besos!!

Estar latiendo dijo...

Baraka es uno de mis lugares...
Qué lindo saberte allí.
Abrazo:

J

vero mariani dijo...

gracias gise por la aclaración :)

andy, es la primera vez que había ido... :)

male, se puede, y es lo más! ojala encuentres la misma paz que yo :)

juli mirá que lindo! justo justo!

beso enorme chicas!

Momentos de té | Mariana Jaroslavsky dijo...

Amiga, me haces llorar a la distancia, no vale!!! Te quiero con el alma!! Abrazo infinito!

vero mariani dijo...

ñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa no llores amiga! te quiero a mares!!!

Anónimo dijo...

Hola, me encanta tu blog! Ya agende algunos lugarcitos. Te cuento que hace poco conoci 2 oasis urbanos increibles para almorzar o merendar rodeada de paz. Uno es "Pehache" en Palermo y el otro "El Patio del convento" (adentro de un convento! en el microcentro), ambos con jardines hermosos donde ademas se come riquisimo. Muy recomendables. Saludos!

vero mariani dijo...

Muchas gracias Anónimo! Nunca estuve en ninguno de los dos lugares (los vi y me tentaron mucho, pero nunca me quedé). Ahora tengo motivos para quedarme ;) jeejej!
Besos y gracias!

Alma Singer Take Me Out. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.