La Confiture





Un nuevo día comienza y la mesa del desayuno ya está puesta con Les Biscuits de La Confiture y un tentador frasco de mermelada de frambuesa, también de La Confiture. El pote escolta silencioso un muffin de chocolate casero (antes que pregunten, es la receta de Vix con un agregado propio antes del paso del huevo: 50gr de cacao dulce comprado en Casa China, supermercado del Barrio Chino). Hay un antes y un después en ese muffin con la mermelada de frambuesas. Es un feliz viaje sin retorno... 


Este festín de sabor es un regalo de Vinciane y Sofía, dos amigas que se reunieron alrededor de cacerolas y recetas heredadas para hacer que el mundo sea un lugar más dulce.




Sofía y yo creamos La Confiture y nos dedicamos a cocinar dulces caseros 100% naturales. Las recetas son de mi familia (soy belga), y desde 1820 que se pasan los secretos de madre a hija. También vendemos miel de campo, y estamos empezando a lanzar líneas de galletitas, recetas belgas de familia también, por supuesto. Nuestro fuerte son los wafflecitos crocantes, que son típicos de Bélgica.



(Acá están los wafflecitos y mama mía, ¡son riquísimos!)



Si bien conozco a Vinciane y Sofía desde hace muy poco y sólo por mail, puedo dar fe que su apuesta está bien fundamentada y está activada al 100%. Su amor por la cocina las pone a crear, y sus ganas de llenar el mundo de dulzura belga las encuentra trabajando full time y acompañadas por sus familias, que dan una mano siempre que sea necesario (¡gracias Ramiro por traer los dulces a casa!). El factor familia no es menor…

En casa siempre se privilegió lo natural y casero. Además de comer comidas hechas desde 0, de cocinar tortas desde chiquita (llueve mucho en Bélgica, ¡¡hay que entretener a los más chicos!!) y de mamar el amor por la cocina. Lo que nunca faltaba en el almacén eran los dulces caseros, cuya receta se pasa de madre a hija desde 1820.  ¡Toda una tradición!

Vinciane, heredera de este gran legado, cuenta que un día Sofi probó los dulces en su casa y le pareció que era algo que tenía que ser conocido y compartido. Ahí están los amigos cuando los necesitamos, arengando para que saquemos lo mejor de nosotros. Y así fue, de a poco surgió la idea de La Confiture y se animaron a lanzarse juntas en ese desafío tan lindo (sic).




(Estas fotos me las pasaron las chicas para mostrarnos que hay producción suficiente para saciar a golosos).



En resumen, estas dos emprendedoras gastronómicas proponen dulces de frambuesas, arándanos, moras, frutos del bosque, frutillas (sólo en temporada), damascos (sólo en temporada) y naranja (cada frasco sale $25) + miel de campo 100% natural proveniente de Entre Ríos ($25 el frasco) + wafflecitos crocantes, con un toquecito de canela ($15 la bolsa), que el papá de Vinciane hace según la receta de su abuela. La idea es seguir sumando propuestas que salgan de un cuaderno heredado de recetas belgas, de una cocina natural y de dos chicas que un buen día se propusieron endulzar al mundo.





La Confiture
M: 15 3164-3697



6 comentarios:

Julieta dijo...

Mmm, se ve todo delicioso. Muchas gracias x el dato!

Malena dijo...

Que tentación con esas fotos!!! Hoy a la mañana hice dulce de durazno y me vine a trabajar, estoy esperando a llegar para probarlo!!

Prima Humberta dijo...

Estoy a dieta!!! Mama mía!!! esto es un atentado! Juli, febrero está a la vuelta de la esquina y ahí sí que no me cuido nada!

Vero sabés que hoy me dí cuenta que no había apretado el botón de seguir a alma take me out! que barbaridad! Por suerte ya está colucionado! :)

Besos chivados de 35 grados!!!

J

Antigua Feria dijo...

Que bueno y que rico!!!! Bien por las chicas que proponen algo distinto! Como me comería un waflecito!!! ajaja besos!
Dani

ceci a dijo...

Iummiiii
Esos wafles, con esa mermelada!
Quieroooooo!

Vintage Aurora Deco dijo...

Muero por probar el dulce de naranjas!!! Qué rico se lee todo!
PD: me emociona ver ese platito siempre taaaaan bien acompañado!!! ;)

Alma Singer Take Me Out. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.